Implantes auditivos cocleares y de tronco cerebral

aspasor_implantes-cocleares

¿Qué es un implante coclear?

Un implante coclear tiene como fin reconstruir las funciones de audición normales, convirtiendo la información sonora en una señal eléctrica enviada directamente al nervio auditivo y reconocida como sonido por el cerebro.
El implante coclear es un dispositivo electrónico diseñado para ayudar a personas con sordera severa o profunda, que no obtienen beneficio significativo de otros medios técnicos audiológicos.

¿Cómo funciona un implante coclear?

  1. Procesador del Habla Externo: Capta el sonido y lo transforma en señales digitales.
  2. Señales Digitales: El procesador las envía al implante interno.
  3. Haz de Electrodos: El implante interno transforma las señales en energía eléctrica y las envía a un haz de electrodos dentro de la cóclea.
  4. Nervio Auditivo: Recoge la señal y la envía a los centros de la audición ene el cerebro.

El Implante Coclear es un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Estas señales eléctricas son procesadas a través de las diferentes partes de que consta el Implante Coclear, las cuales se dividen en Externas e Internas:

  • Externas: Micrófono: Recoge los sonidos, que pasan al Procesador. Procesador: Selecciona y codifica los sonidos más útiles para la comprensión del Lenguaje. Transmisor: Envía los sonidos codificados al Receptor.
  • Internas: Receptor-Estimulador: Se implanta en el hueso mastoides, detrás del pabellón auricular. Envía las señales eléctricas a los electrodos. Electrodos: Se introducen en el interior de la cóclea (oído interno) y estimulan las células nerviosas que aún funcionan. Estos estímulos pasan a través del nervio auditivo al cerebro, que los reconoce como sonidos y se tiene -entonces- la sensación de “oír”.

Ambas partes (externa e interna) se ponen en contacto por un cable y un imán.

Beneficios del implante coclear

Mediante el implante coclear la persona sorda podrá acceder a:

  • Audición de sonidos ambientales.
  • Audición y comprensión del lenguaje.
  • Audición con ruido de fondo.

Además:

  • Ayuda a la mejora del lenguaje del usuario.
  • El usuario podrá tener conversaciones telefónicas de manera Interactiva.

Criterios generales para implantes cocleares

Para ser candidato al I.C. es necesario cumplir los siguientes requisitos (evolucionan en función de las investigaciones y de los resultados):

  • Sordera neurosensorial bilateral profunda o total.
  • Imposibilidad de beneficiarse de una prótesis auditiva convencional.
  • Convicción del paciente de que la mejoría auditiva que le aporte el implante coclear le beneficia personal y socialmente.

Además de estos requisitos, la persona que tenga intención de implantarse, deberá tener en cuenta los siguientes pasos a seguir:

  • Desde una alta motivación a ser implantado.
  • Pasando como requisito fundamental por la importante prescripción médica.
  • Cirugía.
  • Programación del implante coclear.
  • La rehabilitación, siendo ésta la base más importante para obtener el máximo rendimiento de este sistema auditivo.

¿Qué es un implante de tronco?

El implante auditivo de tronco cerebral está indicado para aquellas personas que por diversas causas sufrían una lesión en el nervio auditivo. Este tipo de implante ha sido diseñado para estimular directamente los núcleos cocleares, facilitando una sensación auditiva.

El concepto del implante auditivo de tronco es muy similar al de implante coclear, básicamente la diferencia radica en que el diseño de los electrodos y la técnica quirúrgica tienen como objetivo los núcleos cocleares en vez de la escala timpánica de la cóclea.

La operación consiste en implantar los electrodos sobre los núcleos auditivos, en el tronco del encéfalo, de forma que se restablece la continuidad entre la vía auditiva y el cerebro, consiguiéndose que el impulso eléctrico pase y así se pueda interpretar el estímulo.

¿Cómo funciona el implante?

Cuando el sonido llega al micrófono (1), un procesador lo codifica en impulsos eléctricos (2). La bobina envía las señales al receptor interno (3) y los electrodos transmiten las señales a los núcleos cocleares (4). Por último, el cerebro recibe e interpreta las señales como si fuesen sonidos (5).

Los mejores resultados de implante coclear se consiguen en postlocutivos (cuya sordera ha sido posterior al aprendizaje del lenguaje) y niños pre-locutivos (cuya sordera es de nacimiento o ha aparecido en los primeros años de vida) hasta los 3 años de edad.